1 - Historia
2 - Clasificación funcional
3 - Tiro con arco para personas con deficiencia visual
4 - Reglamento
5 - Partes de un arco
6 - Las flechas
7 - Protecciones del arquero
8 - Las dianas
9 - Antes del tiro
10 - Técnica de tiro
11 - Como iniciar a un arquero en silla de ruedas
12 - Enlaces de interés

Historia

El Tiro con Arco se encuentra asociado con el propio origen del hombre, quien hace unos 35.000 años encontró en él uno de sus principales instrumentos de caza y de guerra. Tras la invención de las armas de fuego, el Arco pasó al ámbito deportivo, y se formaron los primeros clubes europeos durante el reinado del monarca británico Enrique VIII (siglo XVI). Alcanzó rango Olímpico en París, en 1900, aunque la inexistencia entonces de un organismo internacional que estableciera un reglamento único explica la supresión de este deporte del programa olímpico.

En 1931 ocho naciones fundaron la Federación Internacional de Tiro con Arco (FITA), que ese mismo año solicitó al Comité Olímpico Internacional (COI) la vuelta a los Juegos Olímpicos, que no se produjo hasta Munich 1972.

En los juegos de Barcelona el equipo español conquistó el oro por equipos. Internacionalmente el dominio estaba, repartido entre estadounidenses y coreanos, con alguna inclusión de británicos y suecos.

El Tiro con Arco es, sobre todo, un deporte de precisión, por lo que en principio su práctica requiere una gran capacidad de concentración y agudeza visual, pero también una correcta preparación física. En un torneo olímpico el arquero recorre durante sus desplazamientos a la diana una distancia aproximada de diez kilómetros y según datos de la FITA, el tirador desarrolla un esfuerzo similar a ocho o nueve toneladas de tensión sobre el arco al lanzar las 300 flechas que utiliza durante los dos días que dura la competición.

El campo de tiro en el que se realizan las competiciones internacionales es una superficie plana, preferentemente de hierba, en la que se marca la línea de tiro, desde donde se realizan los lanzamientos. Por delante de ésta se trazan unas líneas paralelas a las distancias de 30, 50, 70 y 90 metros en modalidad masculina, y a 30, 50, 60 y 70 metros en la femenina. En ellas se indican los puntos sobre los que se colocarán los centros de las dianas.

El Tiro con Arco es considerado como deporte Paraolímpico desde Roma'60. Practicado por deportistas con discapacidad física y/o paralíticos cerebrales. Empezó a jugarse en los Juegos Internacionales en Silla de Ruedas de 1948, y ha llegado a cénit de su popularidad, cuando Antonio Rebollo prendió con su flecha el pebetero Olímpico y Paralímpico de Barcelona'92.

Los discapacitados físicos compiten en Tiro con Arco en las modalidades de silla de ruedas y de pie, tanto en categoría masculina como femenina. Estos arqueros, llegan a alcanzar niveles competitivos y de precisión muy altos.

La única modalidad no practicada por personas discapacitadas es el Recorrido del Bosque y el Recorrido de Campo, modalidades que requieren de veloces carreras para llegar a cada una de las piquetas (posición en la que se ubica el arquero) y lanzar a la diana en el menor tiempo y con la mayor precisión posible, un número determinado de flechas.

subir