1 - Historia de la natación
2 - Historia de la Natación Moderna
3 - Natación adaptada, introducción
4 - Efectos terapéuticos de los deportes acuáticos
5 - Estilos recomendados
6 - Instalaciones para ciegos
7 - Estilos
8 - Salida
9 - Virajes
10 - Faltas
11 - Relevos
12 - Recomendaciones para los discapacitados físicos y paralíticos cerebrales
13 - Planificación del entrenamiento
14 - Planificación de un programa semanal
15 - Planificación de un programa diario
16 - Direcciones web
17 - Glosario

Natación adaptada, introducción

La natación es una de las mejores actividades para realizar actividad física y ejercicios especiales. Permite mejorar distintos componentes lógicos como la resistencia cardiovascular, la fuerza y la resistencia general muscular.

La natación posibilita ejercitar todo el organismo, sin sobrecargar ninguna parte específica, moviéndolo en un ambiente relajado con el fin generar un bienestar general.

No son muchos los discapacitados que pueden practicar toda la gama de ejercicios y juegos en el agua: la natación igualmente puede representar un medio para mejorar física y mentalmente. Gracias al ejercicio y a la participación activa.

La natación en los discapacitados mentales es mucho más que un deporte, es para ellos un relax general, que favorece el desarrollo a distintos niveles. A través de la natación el discapacitado mental puede ser llevado de manera lúdica (divertida) a saborear un éxito muy importante de experiencias positivas (influencia positiva del agua en el cuerpo, alegría y diversión en el agua, potenciación de la confianza en los propios medios, progresos en el desarrollo del yo). Al discapacitado mental le cuesta imitar perfectamente un movimiento, ya que su motricidad es a menudo dificultosa. Normalmente alcanzará sólo un estilo de natación, y de manera imperfecta. Si puede, conquistar el elemento agua, este hecho constituye para él un importante crecimiento de su cúmulo de experiencias, sin dejar de lado los aspectos positivos para la salud en general.



subir