1 - Definición de baloncesto
2 - Historia del baloncesto
3 - Historia del baloncesto en silla de ruedas
4 - Reglamento
5 - Instalaciones y Equipamiento
6 - Equipamiento de los jugadores en silla de ruedas
7 - Baloncesto para discapacitados psíquicos
8 - Entrevista a un deportista de baloncesto adaptado
9 - Direcciones de interés

Equipamiento de los jugadores en silla de ruedas

La silla de ruedas es el medio por el cual los jugadores con minusvalía física se desplazan cuando juegan a baloncesto.

La silla puede tener tanto 3 como 4 ruedas, con las dos grandes ubicadas en la parte posterior de la silla y la o las pequeñas al frente. Estas sillas han de poseer unas medidas mínimas permitidas, las cuales no deben ser rebasadas. Por una parte, la altura del asiento no puede ser superior a los 53 centímetros. Por otro lado, las ruedas grandes, es decir las traseras, han de tener un diámetro máximo de 66 centímetros de diámetro como máximo y los apoya pies no deben estar a más de 11 cm del piso.

El cojín debe ser de material flexible y no puede sobrepasar los 10 cm de altura, excepto para las categorías 3.5, 4.0 y 4.5, donde no puede exceder los 5 cm.

6.1.- Clasificación de Jugadores en silla de ruedas

Para ser elegido como jugador en silla de ruedas, se debe tener una discapacidad física permanente en sus extremidades inferiores, que le impida correr, saltar y pivotar como un jugador a pie.

Una vez que el jugador ha cumplido este requisito son clasificados para jugar bajo el sistema de Clasificación de Jugadores de la Federación Internacional de Baloncesto en Silla de Ruedas (IWBF*).

Mediante esta clasificación, a los jugadores se les asigna una puntuación de entre 1.0 y 4.5, de acuerdo a su nivel de función física. Estos puntos se suman luego a los del equipo, no estando permitido exceder los 14 puntos entre los 5 jugadores que están en la cancha al mismo tiempo. Asegurando de esta manera que cualquier jugador, al margen de su grado de discapacidad, tenga un papel integral para jugar dentro de la estructura del equipo.

Los movimientos de tronco y la estabilidad observados durante una competición real de Baloncesto, y la ausencia del diagnóstico médico, forman la base de la Clasificación Funcional de un jugador.

Jugadores punto 1.

No tienen movimiento en las extremidades inferiores, y poco o ningún movimiento controlado de tronco. Su equilibrio tanto hacia delante, como hacia los lados, es significativamente deficiente, y dependen de sus brazos para volver a la posición erguida cuando se desequilibran. Estos jugadores, no tienen estabilidad en una situación de contacto y normalmente coge rebotes por encima de la cabeza con una sola mano.

Jugadores punto 2.

Normalmente no tienen movimiento de las extremidades inferiores, pero tienen algún movimiento de tronco parcialmente controlado, hacia delante. No tienen movimiento controlado de tronco hacia los lados ni de rotación. Los jugadores tienen una estabilidad limitada en situación de contacto, a menudo dependiendo de la sujeción de su mano para permanecer erguido en una colisión.

Jugadores punto 3.

Pueden tener algo de movimiento en las extremidades inferiores, y tienen movimientos controlados de tronco hacia delante, hacia el suelo y de vuelta a la posición erguida, cuentan algún control de rotación. Los jugadores no tienen buen control de movimiento lateral de tronco, pero son más estables en una situación de contacto y capaces de coger un rebote por encima de la cabeza con las dos manos, cómodamente.

Jugadores punto 4.

Tienen un movimiento normal de tronco, pero debido a una función reducida en las extremidades inferiores, son incapaces de inclinarse hacia ambos lados con un control total. Estables en contacto y en rebotes, cuentan con movimientos normales hacia delante y de rotación.

Jugadores punto 4.5.

Son los jugadores con menor discapacidad en la cancha. Normalmente, sólo tienen una mínima disfunción en los miembros inferiores o una amputación única por debajo de la rodilla. Movimientos de tronco normales en todas direcciones y muy estable en contacto y en rebotes.

Hay situaciones en las que un jugador no encaja exactamente en las categorías para la clasificación. En estos casos los clasificadores pueden asignar a un jugador medio punto por encima o por debajo de cierta clase. Esto crea jugadores con puntuaciones 1.5, 2.5, o 3.5. El total máximo de 14 puntos en cancha no se altera cuando esto ocurre.



subir